Tipos de tejidos en manteles

Tipos de tejidos en manteles

En un evento, cada detalle cuenta. Desde el confort de las sillas a los tejidos para manteles. La decoración del evento es fundamental para conformar un ambiente agradable y potenciar esa experiencia positiva que buscas.

Precisas crear una atmósfera, un clima y un estado de ánimo extraordinarios. Estos actos son, en esencia, una puesta en escena para comunicar sobre un tema y consolidar el sentimiento de afinidad con tus invitados. En consecuencia, pronto puede verse la gran trascendencia que tiene la decoración en los eventos.

Los mejores tejidos para los manteles de un evento

Los manteles aportan elegancia, sofisticación y exquisitez a cualquier ambiente social. Por eso debes ser muy cuidadoso al seleccionarlos para tu evento. Pondrán ese toque selecto, cuidado y carismático a tu acontecimiento. Ten en cuenta que, en términos de color, textura y matices, estos tejidos incorporados a tus manteles deben ser coherentes con la imagen global, de marca, personal o nupcial que deseas proyectar. ¿Te ponemos un ejemplo rápido? Si eres una empresa tecnológica dedicada a la informática, los manteles de tipo rústico, vintage y en tonos terrosos no encajan, a priori, con tu identidad corporativa.

¿Qué tejidos son los más atractivos?

Cuando se trata de decorar manteles para eventos, esta es la short list de opciones que siempre debes considerar. Ocasionalmente puedes valorar alguna alternativa adicional, como la novotela, el airlaid, el newtex o el naturtex bamboo, pero estos 6 materiales siempre están a la altura de lo que se exige en una excelente comunicación:

· Satín. Te aporta suavidad y, por lo general, dos tonalidades: una más luminosa y otra más oscura. Es algo delicado en el mantenimiento, pero siempre es capaz de brillar.

· Tergal. Funcional y polifacético, destaca porque no se arruga ni pierde el color, cuesta mancharlo y absorbe bien los líquidos. Es, ante todo, sufrido y resistente, aunque menos glamuroso.

· Tafetán. Da gusto acariciarlo: suave y resplandeciente, es una seda lisa que aporta una gran vistosidad y no debería faltar en un evento diez.

· Raso. Es otro clásico del glamour gracias a su aspecto satinado y su doble cara: una brillante y otra opaca. Puedes escogerlo en muchísimos colores y su caída es espectacular. Te encantará.

· Tejido Dublín. Está ganando terreno porque no se arruga, es elástico y se encuentra disponible en gran cantidad de colores.

· Organza poliéster. Terminamos con este material brillante y translúcido con el que potenciarás el contraste en tus mesas.

Enhorabuena: has descubierto el fascinante mundo de los tejidos para manteles y los eventos cuidados hasta el último detalle. Si estás en proceso de organizar uno de ellos, una boda o un acto de empresa, en Mantelería y Menaje somos especialistas en el alquiler de mobiliario para acontecimientos y catering. Llámanos y todo estará perfecto ese gran día.

Sin comentarios

Añadir un comentario