,
Decoracion mesas boda

Decoración de mesas para bodas

El día de nuestra boda tiene que salir perfecto. La decoración de las mesas es uno de los aspectos que toda pareja debe mirar con lupa, puesto que todos los invitados al enlace nupcial pasarán la mayor parte del evento en ellas. Un factor importante, que se debe tener en cuenta, es la elección de la manteleria. ¿Quieres conocer las claves para escoger la ideal? Sigue leyendo.

Cómo decorar una mesa para una boda: todas las claves

Más allá del menú, la cubertería, los profesionales que trabajarán en el convite e incluso las sillas, existe un aspecto que debes tener en cuenta a la hora de celebrar tu enlace: la mantelería. Sí, has leído bien. Elegir bien el textil de la misma puede parecerte complicado, pero te ayudamos a simplificar las cosas. Debes tener en cuenta, en primer lugar, que la mantelería favorece la integración de todos los elementos de una mesa. En segundo lugar, es la que permite que una mesa esté completamente vestida, aportando la personalidad que merece tu evento.

Dependiendo de la estación, debes optar por la seda o el lino, pero también hay que tener en cuenta el color. Por ejemplo, en los meses más fríos y grises se recomienda optar por colores como el verde, los azules o incluso los morados. En primavera y verano, los tonos verdosos, arenosos e incluso los suaves naranjas son los protagonistas. Además, hay que tener en cuenta otros aspectos, como el tipo de mesa. Los manteles en todos los casos deben ser más grandes que la superficie de la mesa, también debéis decidir si los queréis con o sin vuelo.

Qué servilletas utilizar

Pueden ayudarte a marcar la diferencia y añadirle al evento ese toque que te define. El tacto de la misma debe ser agradable, incluso se puede optar por servilletas aromatizadas. Incluye detalles que siempre van a recordar tus comensales, que no pasarán desapercibidos y que, seguramente, sorprenderán a más de uno.

¿Y qué hay de la disposición? Lo convencional dicta que es mejor enrollarlas, pero lo la tendencia es atarlas con una cuerda y añadir una flor pequeña.

Si la boda es por la mañana, en primavera o verano y en exterior (o hay mucha luz en el salón de eventos) te recomendamos una servilleta de color vivo, como un verde intenso o incluso rosa. En el caso de que sea por la noche, lo ideal es apostar por colores que puedan aportar luminosidad: ocres, blancos o satinados dorados.

La mantelería no debe pasar nunca desapercibida en tu boda, ese día en que todo debe estar perfecto y nada puede fallar. Recuerda que debes tener en cuenta si el evento es de noche o de día, además de conocer la importancia de los manteles y servilletas. ¡Disfruta del día más especial de tu vida!

Sin comentarios

Añadir un comentario

,